10 ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN CONTRA EL MIEDO ESCÉNICO

Por mucho que seas capaz de afrontar con fortaleza diversas situaciones de tu vida diaria, sabemos que Hablar en Público genera en muchas personas una gran fragilidad y una ansiedad que puede llegar a ser paralizante. Por lo tanto ningún recurso de apoyo será desdeñable.

En artículos anteriores hemos hablado de la necesidad de aplicar cierta  Medicina Preventiva, siguiendo unas pautas que te reportarán una notable bajada de ansiedad en el momento de la Presentación.

Todas estas estrategias de orador prevenido se convertirán para ti en auténticas ventajas de salida, si procuras ocuparte de ellas, en vez de preocuparte de un modo irracional. Hoy quiero llamar tu atención sobre:

10 ESTRATEGIAS QUE ACTÚAN COMO UN CINTURÓN DE SEGURIDAD.

1. Reunir la máxima información sobre el tipo de audiencia prevista y, si es posible, cerciorarse de si hay entre ellos alguna persona problemática.

2. Tomar conciencia de lo mucho que sabes, porque te has preparado bien. Aunque eso no te obliga a tener que saberlo todo.

3. Recordar que la mayoría de la gente tiene buena predisposición y no acude con el ánimo de destruir a nadie.

4. Visitar con anterioridad el lugar donde vas a realizar tu exposición. Como los actores, necesitas conocer y pisar tu escenario y tomarle la medida.

5. Imaginar los imprevistos que se puedan dar y hacerte cargo de que si hay cambios encontrarás el modo de reorganizarte.

6. Ser responsable y no aceptar hablar de lo que no sabes. Te angustiarías mucho.

7. Memorizar cómo vas a empezar y a terminar. Respetar el tiempo previsto.

8. Pensar en cómo ayudar a la audiencia, en vez de pensar en cómo te van a juzgar. Eso quita espacio al miedo porque estarás ocupado en comunicarte bien.

9. No fingir, no imitar a nadie. No podrás sobrellevarlo mucho rato. La naturalidad es lo más “rentable” para no fomentar el nerviosismo.

10.No caer en la trampa del ataque de sinceridad confesando que estás muy nervioso. Tus nervios son tuyos, no los expongas… un poquito de intimidad no viene nada mal. Además, se te pasarán poco a poco y nadie lo habrá notado.

Y…. respira profundamente, bebe un sorbo de agua y piensa en algo que te guste recordar.

La audiencia será tuya si te la ganas, desde tus sinceras ganas de hacerte entender.

Concéntrate en eso e intenta disfrutar del privilegio de poder tomar la palabra para explicar lo que has venido a contar…

Es una experiencia personal muy motivadora, deja que te ocurra.

Como Hablar en Público con Poder
CUATRO IDEAS QUE TE LLEVARÁN DEL AGOBIO, AL APLAUSO
Jamás te enviaremos spam

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *